Terapia de pareja en Sabadell


Paciente en terapia psicológica
Pareja abrazándose en terapia
Pareja feliz

Terapias: modos y enfoques

Desde el punto de vista terapéutico, entendemos tres tipos de enfoque según el ámbito a tratar:

Terapia individual:

De repente nos sucede algo, y ese “algo” puede ocurrir en el exterior (una pérdida de un ser querido, una separación, una enfermedad, no tener trabajo), puede ocurrir en el interior y que inexplicablemente nos sintamos sin energía, sin ilusiones, sin sentido de nada, sin deseos de vivir, etc. Entonces surge una necesidad de saber, de comprender qué sucede y por qué.

Sentimos que necesitamos poder mirar hacia dentro y poner un poco de luz y orden en nuestra vida porque sentimos que tal vez algo no funcione del todo bien. También podemos sentir que una fuerza mayor nos mueve a cambios que no acabamos de aceptar o comprender. Ahí se ubica la terapia individual.

Se trata de ese trabajo personal e intransferible a través del cual la persona profundiza y se confronta con su vida y consigo mismo.

Es una mirada hacia el adentro, hacia las alarmas que se han puesto en marcha: síntomas físicos, psicológicos, de relación o de adaptación a su entorno y al mundo.

Se trata también de deshacer los nudos que causan temores e inhibiciones para realizar y desarrollar todo el potencial que llevamos y que somos. Es poner en marcha el camino hacia la realización de lo que somos, hacia vivir más conectados con nosotros mismos y con nuestros deseos.

Es un trabajo para despertar la alegría íntima que nos conecta con la vida y con los demás.

Terapia de pareja:

Esta modalidad está enfocada a las parejas con dificultades diversas: comunicación deficiente, encuentros que son desencuentros, incapacidad para negociar y llegar a acuerdos, dificultades en la vida íntima, etc. Podríamos decir que hay tres niveles donde la pareja puede bloquearse: nivel cotidiano (aspectos de ritmo y orden cotidianos), nivel espiritual (proyectos y metas comunes) y nivel sexual (ritmos de deseo y placeres compartidos).

Eso conlleva un aprendizaje de la expresión de sentimientos (negativos y positivos), ser consciente de las actitudes que llevamos, de nuestras proyecciones, de nuestras expectativas hacia el otro y hacia uno mismo, de nuestras sombras en la relación.

En general es una revisión de la vida de pareja en todos sus niveles y vertientes.

Terapia sexual:

La realizan las personas y/o parejas con dificultades en el terreno de la sexualidad.

Inhibición del deseo sexual, disfunción en la erección, dificultades para dejar que el orgasmo se exprese, dificultades para controlar la eyaculación, etc.

Tiene que ver con un aprendizaje tanto de actitudes internas como de actitudes corporales. Así como de una revisión y reflexión de los conceptos y creencias que llevamos “a la cama”.

También se trabajan los fantasmas que bloquean e inhiben la libre expresión de los deseos y apetencias y la libre comunicación en el intercambio sexual.

En definitiva, es una terapia enfocada a crear actitudes y cuerpos capaces de dar cabida a una nueva visión de la sexualidad y a una nueva manera de intercambiar el amor y la intimidad con el otro.

Visíteme, en mi consulta Teresa Alcón Domínguez, encontrará la solución a su situación.

Contacte conmigo en la localidad de:

Sabadell